fbpx
Nansen
(1 valoración de cliente)

35.00

Tabla de tallas

Clear
SKU: N/D Categorías: ,
000

Plumas. Muchas plumas. Obtenidas de los mejores gansos que el Reino Unido podía ofrecer para confeccionar las chaquetas de nuestros héroes. Lana, que había viajado desde Nueva Zelanda, esquilada de cientos de ovejas de la raza «Shetland» para tejer los jerséis que llevaban nuestros aventureros. Te hemos ahorrado tener que perseguir ovejas y gansos, porque nuestras camisetas están simplemente hechas de algodón orgánico y poliéster.

Fridtjof Wedel-Jarlsberg Nansen

Polfarer (explorador polar en noruego)

Nacido en Noruega en 1861, cuando los hielos polares eran solo territorio de balleneros, desde su nacimiento y juventud, su vida estuvo ligada al hielo y a la nieve. Sobre el acero de unos patines o encima de la madera de unos esquís, Fridtjof se coronó con varios campeonatos, preparando la que sería, unos años después, la aventura de su vida.

En 1888, a los veintisiete años, tras terminar sus estudios de zoología en la universidad, se embarcó en una expedición a Groenlandia, con la intención de atravesar el territorio. Esta primera aventura, que no salió como esperaba, le dio la experiencia de pasar cuarenta y nueve días a temperaturas de 50 grados bajo cero, arrastrando trineos y esquiando en condiciones extremas. Un aperitivo que no saciaría sus ansias de aventura.

Cinco años después, en 1893, subió su apuesta: Nansen intentaría ser el primer hombre en llegar al Polo Norte. Para ello, diseñó un barco especial para aventurarse en los traicioneros hielos, el “Fram” (adelante), con la madera de roble más fuerte que pudo encontrar, preparado de esta manera para resistir los bloques de hielo que habían destruido, y destruirían, muchos buques polares.

Tras dos años de preparación y navegación con el “Fram”, su aventura en trineo, con su compañero Johansen, comenzó en marzo de 1895. En dos meses avanzado y luchando contra la deriva de los hielos, llegaron a la latitud 86°13.6’ N, más de tres grados al norte de donde nunca nadie jamás lo había logrado. En las puertas de alcanzar el Polo Norte pero sin más víveres con los que avanzar, pusieron rumbo al sur. Tras más de un año viajando de regreso, con continuos problemas, teniendo que pasar incluso 8 meses en un refugio construido con sus propias manos con piedras y musgo, se encontraron con otra expedición británica que los rescató, pudiendo regresar a Noruega en 1896, tres años después de su partida, siendo recibidos como héroes nacionales.

Nansen representa el espíritu de Brinch-Hansen, como uno de los pioneros en las expediciones polares, yendo a contracorriente. Seguro de si mismo, valiente y decidido, tendrá siempre un hueco en el Olimpo de los Polos.

Reviews(1)

  1. Excelente calidad de tejido, empaquetado muy cuidado y personalizado, perfecto para un regalo. Envío rapidísimo!!!¿Para cuando nuevos diseños?

Add a Review

Add a Review